Una semana en Venezuela:

06/07/2010 6:42 pm

Whoa! la boda de mi mejor amiga!.. Bueno, la primera parte.

El tanesperadoevento fue lejos… como el novio es Venezolano, tocó hacer la civil allá. Así que para aprovechar la visita a las tierras de Chávez, me tomé una (muy merecida) semana de vacaciones.

¡Qué cosa las bodas Venezolanas! No vuelvo a dejar utilizar a nadie el término “tiraron la casa por la ventana” después de haber ido a esa boda en Caracas. Se abstienen del protocolo y demás aburriciones para enfiestar 13 horas seguidas llenas de mariscos, carnes, tequilas, whiskys y tabacos en abundancia. La pasé increíble, y lo mejor fue ver a mi mejor amiga tan enamorada y con una sonrisota todita la fiesta. Con decirles que hasta Reggaeton bailé (si, mi tan odiado re-gatón).

El resto de los días fueron menos fiesteros y así pude observar cómo era la vida cotidiana del país. Probé las arepas y las cachapas y descubrí el delicioso queso ‘telita’. Me volví adicta a los jugos de parchita y entendí que lechosa significa papaya y caraotas, frijoles. Comí ‘Pabellón Criollo’ en una casa Venezolana y acepté que la gente me dijera “qué pendeja” sin pensar que me insultaban. Ni hablar de Isla Margarita… playas, fiestas, restaurantes ricos y casinos!

Lo arriba mencionado fue lo más importante del viaje, lo que me encantó de Venezuela y lo que me dejó con un gran sabor de boca. Los puntos que siguen son sólo para aquellos que tienen la curiosidad de cómo ha cambiado el Gobierno Chavista al país. Lo que una vil turista pudo observar en 8 días de lo que piensa, comenta y siente la gente…

La parte oscura:

-Llegando: Aeropuerto con mensajes de audio, pancartas, banderas y demás publicidad Chavista al estilo “A Brave New World”. Mensajes de ‘no confiar en nadie’ afuera del aeropuerto, letreros de advertencia a los turistas para ‘no dejarse engañar por los gestores’.

-Las estaciones de radio están obligadas a poner canciones típicas Venezolanas por cada 2 de otro género/país (no importa qué tan enfiestado estés con esa de Rock que te gusta… despuesito de esa te ponen una de 1940)

-Los locales viven con mucho miedo a la delincuencia: no dejan nada en el coche, no salen por las noches, sacan dinero a escondidas. TODOS.

-Mercado negro de dólares. La tasa oficial de las casas de cambio: $1 USD = $4 Bolívares. Tasa del mercado negro: $1 USD = $8 Bolívares. Todos los Venezolanos tienen un límite de gasto en dólares, a lo cual no hay cómo darle la vuelta. Las tarjetas de plano no pasan. (Ni pensar en comprar algo por Amazon).

-En cada oportunidad, la gente aprovecha para decir que no es Chavista. Maleteros, dealers del Casino, cajera del super. Sin preguntarles y sin tener nada que ver, aprovecharon la oportunidad para aclarar que no favorecen al gobierno actual.

-Por las calles se ven edificios vacíos y construcciones paradas. Algunos fueron expropiados, otros se vieron afectados por la situación económica y decidieron parar. Todo gris. Se respira el abandono.

-Y lo más fuerte… aún cuando la gente es extremadamente cálida y amistosa, transmiten tristeza. Después de varios años, muchos ya se dieron por vencidos y prefieren optar por salirse de Venezuela. Ya no solo no creen, sino que ya se cansaron de luchar.

Deja un comentario

comentarios