Ser Procteriano no ayuda…

11/15/2010 12:17 am

Ser Procteriana me ha ayudado en muchas cosas, como volverme orientada a los resultados y obsesiva con hacer las cosas cada vez más eficientes… estar acostumbrada a resolver problemas, quitar barreras, lograr objetivos.

Ese tipo de habilidades me han ayudado desde a cuidar mis finanzas, planear un viaje o regatear la renta de mi departamento. Me he hecho adicta a encontrar la mejor alternativa y de la manera más rápida, sintiendo a la vez una adrenalina rica.

El problema viene cuando salgo al mundo real. Los Procterianos vivimos en un mundo felíz en donde todo mundo le quiere echar ganas, da su 150%, se enfoca en resultados y está acostumbrado a que los demás quieran hacer lo mismo. En el mundo real, la burbuja se poncha muy rápido.

Tampoco se lo puedo atribuir todo a mi querida empresa, la verdad es que nunca me he caracterizado por una gran paciencia… peeeero cuando se juntan esos dos factores, hacen de pawichiz dinamita pura.

Tal fue el caso de hoy tratando con organismos del gobierno. Me enoja que no tengan procesos bien hechos, que cada quién diga una cosa distinta y que nadie pueda tomar decisiones. Es frustrante perder días y días haciendo trámites que bien se podrían hacer por internet. Y es bien bien desgastante tratar con personas prepotentes que se enojan porque llegaste a la hora en la que estaban viendo su partido en la tele.

Mi cabecita no da para entender cómo no han hecho procesos que hagan los trámites más fáciles, entrenamientos que pongan a todos en el mismo canal o planes de trabajo que midan a la gente por sus resultados. Entiendo menos cuando un tipo prepotente me cierra la puerta en la cara porque ya pasaron mis 5 minutos o me dice que la información del call-center o la página de internet no depende de él y por eso no se hace responsable.

¿Dónde está el leadership, accountability o simplification?

Caray… a veces ser Procteriano no ayuda.

Deja un comentario

comentarios