res-pe-to

07/06/2010 2:22 am

He tenido unos días bien pesados y hoy no fue la excepción. De esos que te dejan completamente agotada emocionalmente… en donde lo único que quieres es tu cama y descansar.


En punto de las 11 ya estaba con pijama puesta, cuando empezaron unos martillazos. La lluvia estaba fuerte, así que se oían poco. Pero en cuanto bajó la lluvia empezó la serenata. Picada de piedra, sierras, martillos eléctricos… Resulta que están construyendo un antro y como en el día los bancos se quejaron del escándalo, optaron por hacer la obra en la noche.

Cabe mencionar que es un Centro Comercial situado entre puras casas. Tienen vecinos a los 360 grados… y les valió madres. Lo que me lleva al punto que me ha estado molestando mucho últimamente… ¿En dónde quedó el respeto? ¿En dónde los intereses personales son más importantes que los de los demás?

La mayoría de los problemas que ocurren se hubieran evitado si la gente tuviera el respeto como un valor. Desde no molestar a los vecinos con construcciones, hasta no insultar a las esposas de los jugadores en una borrachera o evitar derrames de petróleo por respeto al ecosistema.

Qué triste. Y qué triste para ellos que me hayan agarrado en mi día malo. Por hoy sólo les hice un par de llamadas y le hablé a la policía, pero mañana en punto de las 9 el administrador me tendrá sentadita en su oficina dispuesta a darle una cátedra sobre valores.

Deja un comentario

comentarios