Living in Panama #5: Shocks cosméticos!

12/28/2010 1:54 pm

Yo soy mala para la arreglada… me cuesta trabajo despertarme y prefiero invertir mis minutos en hacerme un cafecito rico o jugar con Dominga. En México literal -no- me peinaba: salía de la regadera, me ponía un poco de crema para peinar y eso era todo… sin cepillo ni secadoras. Sin embargo, aquí hace mucho calor y llueve tanto que tambien hay mucha humedad. ¿Se acuerdan del anuncio del leon de Sedal? Sí, así terminamos todas las mujeres. El esponje del pelo es común e inevitable…

El sólo pensar en tenerme que alaciar diario me dio mucha flojera… así que seguí las recomendaciones de las Panameñas y fui al salón por el famoso remedio. Caro pero sí funcionó y muy bien. Sin embargo… me duró una semana. Plop.

Con todo y que compré los shampoos que me dijeron y he hecho todo al pie de la letra, la melena leonina está regresando… Pa pronto le hablé a la “joven Gilda” para comentarle mi caso. Insistió e insistió en que eso no era posible ya que éste tratamiento dura hasta 3 meses… así que mejor la fui a ver. En cuanto llegue vio que sí era cierto y empezó a preguntarme detalladamente todo lo que hacía con mi pelo para entender en dónde había estado la falla.

Resulta que, mi problema es que me baño diario y diario me lavo el pelo. Acá ellos están acostumbrados a lavárselo como MÁXIMO 2 veces por semana. Así hagan ejercicio, vayan a la playa, estén al lado de una parrilla y se apesten a tacos (bueno, “barbecue”)… no se lavan el pelo!

Guacatelas. Yo no puedo con eso… para mi la limpieza es importantísima y más la de ‘uno mismo’… Si mi pelo no está limpio y huele rico, mi almohada va a estar sucia y todo es un círculo vicioso. O si mi pelo no está limpio, no puedo dejar que nadie me haga piojito… y el piojito es fundamental en mi vida.

Así que… o me rapo o me acostumbro a traer el pelo esponjado. Ni modo. No me veré tan linda pero por lo menos oleré bien rico!

Deja un comentario

comentarios