El Kindle y mi regreso a la lectura

02/18/2013 8:37 pm

Kindle Paperwhite Amazon

Yo de chiquita devoraba libros. De a 2 por semana en épocas de pedir “Babysitters Club” por Scholastic. Mi papá me regañaba por bajar las escaleras leyendo y era tan picada (y tan turbo ñoña) que a veces en los recreos prefería irme a los sillones de la biblioteca para seguir leyendo. Mi primer amor fue Rhett Butler y mi primera experiencia con drogas la de “Go Ask Alice”.

Pero en cuanto entré a trabajar los abandoné. Entre artículos y videos y resúmenes ejecutivos me pasaba los ratos leyendo puro sermón Godínez. Y claro… el tiempo en Redes Sociales. Y es que si en lugar de sacar el celular en cada rato muerto sacáramos un libro… otro gallo cantaría. Y ahí es cuando entra el Kindle y mi regreso a la lectura.

Me lo regaló el novio de Navidad y me ha hecho muy feliz. Es chiquito, ligero y le dura años la pila. No pesa nada y el brillo es totalmente ajustable. Yo soy una completa lagartija y en la playa no hay cosa que más disfrute que asolearme y leer. Con el iPad era incomodísimo -pesaba, brillaba y me cansaba. Pero el Kindle lo puedes hasta poner en el piso mientras te asoleas boca abajo y sólo hace falta moverse tantito para cambiar de página… ¡GENIOS!

Les recomiendo el Paperwhite. Tiene luz interna, bajas los libros por WiFi y es del tamaño de un paperback pequeño. ¿Ya les dije que le dura la pila A-ÑOS?

Anda. Dale click al Kindle y pídelo ahora mismo. Te conviene.

Deja un comentario

comentarios