A 100 días de las Olimpiadas: #GraciasMamá

04/17/2012 10:08 pm
Hace 1 semana teniamos 375 followers y hace 4 meses yo todavía estaba en Ace. Hace año y medio estaba abordando el avión a Panamá cuando el equipo de global fue a México a platicar sobre la iniciativa más grande de P&G: Gracias, Mamá.
Un par de desvelos y 208,000 fans en Facebook después, les cuento que nunca me había enamorado tanto algún proyecto en el que hubiera trabajado. No lo vi nacer, pero me ha tocado ver sonrisa a sonrisa cómo ha ido creciendo y emocionando a todos los que toca.
Hoy oficialmente nace “Gracias, Mamá”, la iniciativa con la que P&G comienza a hacer una marca de la empresa más grande de consumo. Es curioso que llevando más de 175 años en el mercado, y siendo la fábrica de las marcas más grandes en el mundo, no se hubiera hecho antes. Probablemente no había habido nadie que le encontrara un elemento en común a las más de 180 marcas que tenemos.
Nunca había visto a tantos Procterianos y ex-Procterianos sintiéndose tan orgullosos de un mismo proyecto. Nunca me imaginé que un video que yo había subido a YouTube fuera retweeteado por personas con más de 600,000 followers. Esto es el poder de una idea grandota.
Para esa idea grandota no se tuvo que reinventar la rueda, sino revisar la historia. Entender que antes de que las señoras tuvieran detergente y lavadoras, pasaban días enteros en la lavandería. Que antes de que existiera el flúor las visitas al dentista eran para sacar dientes que ya no servían. Se encontró que poco a poquito las mamás mejoraban la vida diaria de sus familias a través de la ayuda de nuestros productos. Somos sólo uno de los tantos medios de la idea grandota que mueve al mundo: las mamás.
Porque eso  hacen. Lo dan todo. Diario. Cambian su vida a partir del momento en el que llegamos y sueñan con empujarnos más lejos de lo que ellas llegaron. Sin protagonismos ni egoísmos. Con cientos de detalles, pequeños y diarios, son las responsables de que lleguemos a donde estamos.
Les comparto este video que me ha sacado lágrimas todas las veces que lo he visto. Y les pido que nos sigan en Facebook y Twitter porque vendrán más sorpresas. Porque estoy muy orgullosa de trabajar en esto y de poderlo compartir. Porque hoy digo: “¡Gracias, Mamá!” pues lo creo y lo he vivido. Y porque no dudo ni un segundo de que todo lo que soy y lo que he logrado se lo debo a ella.

Deja un comentario

comentarios